Índice del artículo

TERCERA MANGA:

El sábado por la mañana entramos al río con muchas ganas, para variar apenas teníamos resaca y el río prometía emociones fuertes. Primero nos tocó controlar a dos auténticas fieras: Iván Vergué el "Escachamatas" y Arkaitz Martín "El Hombre Tranquilo" en el tramo 12, un tramo corto y poco profundo difícil de defender salvo que los peces salieran a comer de las paleras de la orilla izquierda donde seguro que habría buenas piezas.
Lo pescaron a conciencia de principio a fin y lograron bastantes capturas pero no las suficientes para mantener las opciones de podio. Más tarde también pincharían en el 12 otro par de buenos competidores, Fontanals y Diego que también estaban bien situados en la clasificación antes de esa manga. Josetxo y Pablo Castro fueron los únicos en sacarle partido a este tramo rozando la docena por cabeza, lo que a la postre les valdría un tercer puesto en el concurso.

trucha Devolviendo la trucha Arkaitz e Ivan pescando en la parte alta del tramo Arkaitz Iván Vergé

Mientras controlábamos el 12 vigilábamos el 11, mucho más largo y prometedor porque luego nos tocaría pescarlo. Dejé a Xanti en la cola de la Vemos a Alberto Haro pescando en la parte final del tramo 11badina ya que la pesca fina es lo suyo y me metí en medio sin darme cuenta que era una zona menos profunda con piedras grandes perfecta para la seca con lo que no tardé en medir las tres primeras pescando con un tricóptero que parecía desmesurado en aquella zona tan tranquila. Xanti sin prisa y sin pausa iba apuntando también pero como le llevaba ventaja pescó la corriente de entrada a la badina que tenía buena pinta pero que dejamos para el final porque estaba muy zurrada de la manga anterior. Mientras Xanti continuaba cogiendo peces a ninfa yo me obcequé con la zona más profunda, tratando de vadearla para pescar la zona menos machacada. Perdí el tiempo cuando debería haber subido junto a Xanti pues no me fijé que daba de sobra para terminar allí los dos.

CUARTA MANGA, EL PUENTE OLVEIRA:

No sé si era el 4 pero en cualquier caso era el tramo situado aguas abajo del puente de Olveira, situado bajo el refugio de piragüistas donde se centralizara la prueba y donde por cierto nos trataron de maravilla (en especial la "Pilar Rubio de Dumbría") a pesar de ponernos un poco pelmas de vez en cuando.

Miguel Montoto pescando bajo la lluvia que no dejó de caer en toda la mangaAntes de pescarlo controlamos en tramo situado inmediatamente debajo, donde Miguel Montoto y Gonzalo Martínez, pescadores del lugar que entre risas y discusiones hicieron una excelente manga pescando a la par uno por cada orilla, como no, a seca con unos buenos tricos. No dejó de llover ni un instante durante aquella manga, así que poco nos faltó para comenzar nuestra manga armados con los paraguas que llevamos para la ocasión y que buen servicio nos hicieron. Nuestro dominio de la técnica llegó a ser tal que, en medio de aquel aguacero, éramos capaces de medir y apuntar una trucha con el agua por la cintura, con el paraguas abierto y sin soltar la segunda caña de nuestros compañeros.

La chaparrada cesó y comenzamos la manga en la tablona en que acababa el tramo, bastante lenta. Xanti pillaba una tras otra mientras yo no movía una, en todo caso lograba algún rechace ocasional, así que comencé a desanimarme. El bueno de Xanti me echó la línea sobre mi caña para que cogiera su tricóptero pero no lo puse, pensaba, no sin razón, que el problema era más mío que de la mosca. Nuestros controladores, Torrente Alberto Mera el biólogo y José Baldonero, insistían en que dejáramos aquella zona para subir al puente antes de que se nos agotara el tiempo (les estamos muy agradecidos), así que nos dirigimos para allá. Bajo el puente una bonita corriente terminaba en una zona lenta y profunda después de saltar dos escalones naturales que dejan sendas raseras muy aparentes. Comencé a lanzar un trico grande de riñonada justo bajo la orilla izquierda que corría lenta y con espumilla ofreciendo una postura típica de reo del Narcea o del Bidasoa y las truchas empezaron a picar. Incluso en los dos escalones donde nuestros controles no tuvieron suerte se cebaban unas cuantas de las que cogí a toda prisa aquellas a las que llegué antes de finalizar las dos horas. Aquel rato fue uno de esos a los que hacía referencia antes en que los peces entraban en actividad repentinamente para delicia del afortunado, siendo para mí un "momentico" como hacía mucho que no disfrutaba. En cambio Xanti pescando la corriente a ninfa y a seca no tuvo tanta suerte, más vale que ya había hecho la tarea al comienzo de la manga.

Trucha Devolviendo la trucha alevin

 Vemos a varios de los participantes del segundo Open de Pesca a Mosca por parejas del Río Xallas pescando.

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Colaboradores


logo CDC


Caixa


logo inurrieta web


diario de navarra


cope